Río Blanco.- Vecinos de la unidad habitacional Las Haciendas II exigieron que el presidente municipal, David Velásquez Ruano, intervenga para la destitución del titular de la CAEV, Karim Torres, quien por su ineficiencia provocó un conflicto y la retención de dos pipas el lunes pasado.
La falta de agua potable y de compromiso por parte del titular de la dependencia para suministrarles con pipas, como se asentó en las minutas de acuerdos, avivó el hartazgo de los ciudadanos para demandar la salida del funcionario.
Criticaron que desde la llegada de Karim Torres al organismo operador en enero de 2019, a un año y medio de estar en funciones únicamente demostró su incapacidad y falta de tacto para solucionar los problemas del servicio en la unidad habitacional y en toda la ciudad, “es tiempo de que deje el cargo y se vaya”.
La demanda de los habitantes es tener agua potable a la brevedad posible, ya que se han resgistrado al menos seis casos de Coronavirus y el vital liquido es necesario para adoptar las medidas de higiene, ya que de lo contrario temen que haya más brotes de la enfermedad.
Cansados de la situación, expusieron que como primera autoridad en Río Blanco, Velázquez Ruano es responsable de inmiscuirse en la problemática y darle solución a su demanda, pues aunque el servicio de agua potable corresponde a la CAEV, es su obligación garantizarles ese derecho humano.

*el tip
Conflictos
El lunes pasado vecinos de la unidad habitacional retuvieron dos pipas de agua de la CAEV por un lapso de tres horas, en reclamo por la ineptitud del funcionario; tuvo que intervenir el subdirector administrativo estatal de la dependencia, Alan Trujillo, para resolver la situación.