Natívitas.-  Tras confirmar la muerte número 17 tras la explosión de cohetes registrada en la comunidad de Jesús Tepactepec, durante una procesión católica, el gobierno estatal apuntó que todavía hay 80 heridos internados en hospitales de esta entidad, Puebla y el Distrito Federal, de los cuales 20 están reportados como graves.

A la par de la información oficial, el ayuntamiento de esta localidad anunció la apertura de una cuenta bancaria para recabar donativos y ayudar a los deudos y a las familias de los lesionados por este accidente.

Como se recordará, nueve personas fallecieron en la calle Santa Ana, cuando un cohetón que trató de subir al cielo pegó en un cable y regresó al suelo, donde encontró otros artículos con pólvora, lo que provocó una reacción en cadena, que dejó saldo 154 dañados.

De acuerdo con el alcalde Javier Quiroz Macías, un menor de edad pereció en un hospital del Distrito Federal, a donde fue trasladado en helicóptero, después de hacer una escala en el Hospital del Niño Poblano.

En tanto, el gobierno municipal tomó la decisión de abrir la cuenta en Bancomer 0192260719, la cual quedó intitulada como Tú eres solidario, Damnificados Natívitas, aunque puede sólo referirse como Damnificados Natívitas.

De acuerdo con la decisión oficial, la sociedad tiene la posibilidad de hacer su donativo en este banco o bien, en todas las sucursales de las tiendas Oxxo, Walmart y Practi-Caja Tlaxcala, ubicada en la avenida Benito Juárez, de la capital del estado.

Por otra parte, a través de comunicado, la Coordinación General de Información y Relaciones Públicas del Gobierno del estado (Cgirpe) informó que siguen internados 80 lesionados.

En este boletín, el gobierno estatal informó que por la explosión “aún existen personas graves en los hospitales y algunas requerirán, tal vez, de diversas cirugías para restablecerse definitivamente”.

Por su parte, Jesús Fragoso Bernal, titular de la Secretaría de Salud estatal de Tlaxcala, informó que tres de las 80 personas que permanecen hospitalizadas por la explosión de cohetones se encuentran en estado crítico.

Hasta el momento no hay información oficial sobre si las autoridades de Natívitas obtuvieron permisos para concentrar una importante cantidad de material pirotécnico, como tampoco si estas actividades habían sido supervisadas por el Instituto Estatal de Protección Civil.

En este sentido, la PGR lleva a cabo la investigación por tratarse de la comisión de un delito del orden federal, por lo que no se ha descartado la posibilidad de que los organizadores de las festividades patronales fueran detenidos, si es que carecían de los permisos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para el uso del material pirotécnico.

 

Seguirá ayuda

El gobernador Mariano González Zarur prometió que mantendrá todo su apoyo a los lesionados y a sus familias, como para los deudos, tal y como lo ha hecho hasta ahora, en coordinación con el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas.

AGENCIA