Río Blanco.- Trabajadores del Hospital Regional de Río Blanco (HRRB), no exponen a sus familiares y recomendados en el área COVID, donde ya se rebasaron los 90 pacientes, pero si explotan sin medidas de seguridad a los 70 médicos y enfermeras contratados por la pandemia.

Las fuentes, que pidieron el anonimato, expusieron que a pesar de que se necesita personal para atender a los enfermos de Coronavirus, el director, Álvaro Vázquez Gallardo, protege a determinados trabajadores y les da privilegios en el área laboral.

Pese al incremento de pacientes con el virus, personal contratado en abril por el gobierno federal trabaja jornadas de 12 horas con carencia de equipo de protección e insumos, además de pasar largos lapsos sin comer, tomar agua e ir al baño.

“Sólo les dieron un overol de plástico que les impide respirar y cubrebocas de fibras de carbono que son dañinos”, expresaron.

“Utilizan a estos jóvenes recién contratados como carne de cañón, sin la protección y condiciones debidas, mientras que a los hijos de algunos jefes los mandan a las áreas de Pediatría, Ginecólogía, Oncología, Neonatos y a otras áreas, menos a COVID porque a ellos no los exponen”, expusieron.

Por la cobertura del Hospital Regional, que atiende 56 municipios de la zona Centro, indicaron que día a día incrementan los enfermos de COVID-19 y se requiere más personal, por lo que consideraron una negligencia que no se disponga de médicos, enfermeros y camilleros únicamente porque no se quieran exponer al riesgo que representa el padecimiento.

“Ellos no se niegan a trabajar porque para eso fueron contratados, pero que les manden personal de apoyo porque no se dan abasto y que les den la protección adecuada, con el traje que utilizan guardan mucha humedad y eso ya está repercutiendo en su salud, no pueden seguir prestando servicio en en esas condiciones”, puntualizaron.