Nogales.- La CAEV funciona como dependencia recaudadora, pero es pésima para otorgar el servicio de agua potable, debido a que no hay fecha para restablecer el servicio suspendido desde hace dos semanas, es el hartazgo de cuidadanos de al menos cinco colonias afectadas en la localidad.

Se trata de vecinos de las colonias Aquiles Serdan, Anáhuac, Emiliano Carranza, Unión y Progreso, El Águila y de otras, a quienes vía telefónica en la oficina les informaron que ignoran hasta cuándo quedará reparada e instalada la bomba del sistema ubicado en el Rincón de las Doncellas que enviaron a Xalapa.

“Ya nor urge que quede el servicio por el cual pagamos puntualmente”, manifestaron.

Añadieron que aunque el ayuntamiento los apoya con la distribución de agua en pipas de forma gratuita, es insuficiente porque no les alcanza para realizar sus actividades cotidianas y necesidades de higiene.

Ante la situación que enfrentan, hicieron un llamado al jefe de la oficina local de la CAEV, Raúl Leyva Calderón, para que en su carácter de responsable agilice ante la dependencia estatal la reparación del equipo, ya que están siendo afectados.