México, D.F.- A seis días de que se descubriera que un grupo de sicarios intentaría asesinar a los hermanos David y Ricardo Monreal, el senador del Partido del Trabajo (PT) reconoció la utilización de la intervención telefónica por parte del Estado para identificar este tipo de atentados, pero dijo que en el pasado lo hubiera rechazado.

“Reconozco que hicieron bien su trabajo (Cisen), ésta parte de su deber, yo no sé sino fuera eso pudiera contarlo o no, porque son actos inciertos yo no sé sí se parte de la realidad. En el pasado diría que es incorrecto, pero el país está en una… hay muchos sectores llenos de impotencia, de rencor y todos estos elementos son cultivo de la violencia y sí hace falta una recomposición social”, comentó.

En conferencia de prensa y con el rostro visiblemente preocupado, David Monreal aceptó la protección que el Estado le ofreció y a partir de la semana pasada es escoltado por dos personas.

Agencias