Fortín.- Una bebé de dos meses de nacida murió la mañana de este miércoles en su vivienda ubicada en la colonia Mulato, perteneciente a la localidad de Monte Blanco, a causa de una aparente broncoaspiración, luego de beber la leche de su mamila y ante el descuido de su joven madre.

Autoridades ministeriales tomaron conocimiento de los sucesos tras más de 6 horas del fallecimiento de la bebé, debido al temor y la ignorancia de la joven pareja, que finalmente dio parte a la autoridad para que dieran fe de los hechos.

Los hechos ocurrieron a las 06:00 horas de ayer, cuando la mamá de la infante que sería bautizada como “Karina”, María del Mar Solís Ginés, de 17 años, se despertó y al notar que la bebé no se movía, alertó a su esposo Herminio Vega Luna, de 20 años, quien a su vez le gritó a sus demás familiares para que los ayudaran.

Luis Vega Bañuelos, abuelo de la infortunada, dio a conocer a las autoridades ministeriales a cargo de Rosa Avelina Pereda Fernández, que los sucesos ocurrieron en la mañana, cuando la primeriza madre se percató que la menor no se movía.

“No pasó nada, pueden checarla ustedes, ustedes saben de eso, llévensela y díganos de que murió, revísenla para que ustedes nos digan cuáles fueron las causas de la muerte” decía el afligido abuelo a los policías ministeriales que acudieron al lugar y a médicos forenses de la Procuraduría.

Y es que ante la tardanza del aviso, los familiares habían colocado en cuerpo de la víctima sobre una mesa, haciéndole un altar con una imagen y flores, además de cubrirla con una manta blanca, en una de las habitaciones de la modesta vivienda, donde fue hallada por autoridades.

El cuerpo fue llevado por personal de una funeraria local a sus instalaciones, con el fin de que médicos forenses le practicaran la necrocirugía de rigor, con el fin de conocer las verdaderas causas de muerte, iniciándose una investigación ministerial por el hecho.

 

ELEUTERIO ESPINOZA BENÍTEZ 

El Buen Tono