in ,

Filtran que Bukele intentó pactar con cartel para recapturar un líder criminal

Superiberia

AGENCIA

El Salvador.- El Gobierno de El Salvador, liderado por Nayib Bukele, está en el centro de un escándalo luego de que una investigación periodística realizada por el diario salvadoreño El Faro revelara intentos de conspiración con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) para recapturar a Élmer Canales Rivera, conocido como Crook, líder de la Mara Salvatrucha-13 (MS-13).

Según El Faro, Bukele buscó pagar un millón de dólares al CJNG para lograr la recaptura de Canales Rivera y retornarlo a El Salvador antes de las elecciones de febrero de 2024. Canales Rivera había sido liberado en secreto por el gobierno salvadoreño en noviembre de 2021 como parte de acuerdos con la MS-13 y la M-18.

La investigación señala que, dos años después de su liberación, el gobierno salvadoreño emprendió una carrera desesperada para recapturar a Crook y llevarlo de vuelta a El Salvador, mostrando disposición a colaborar con el CJNG.

Para llevar a cabo esta misión, el gobierno asignó al inspector Raúl Eduardo Reyes Escuintla, jefe de la División Élite Contra el Crimen Organizado (DECO). Según la investigación, el inspector se sumergió en los bajos fondos en busca de aliados con conexiones en el mundo criminal mexicano.

El trato comenzó con Rafael Eduardo J., alias “Rafa” o “Chafa”, miembro de la pandilla Barrio 18 Sureños, prófugo de la justicia desde 2016 y buscado por extorsión. Rafa, según El Faro, ideó una forma de vender al gobierno lo que buscaban, haciendo creer que su pandilla tenía conexiones en México con el CJNG.

A lo largo de 10 meses, Rafa mantuvo contacto con el inspector Escuintla y afirmó que su pandilla estaba organizada en México y que tenía vínculos con el CJNG. Alegó haber generado “confianzas” con el cártel y acordó un pago de un millón de dólares para el CJNG, 250 mil dólares para Barrio 18 Sureños y 50 mil para él. Sin embargo, según la investigación, todo fue una mentira.

El Faro subrayó que el engaño fue total, ya que Rafa nunca involucró a su pandilla, nunca se comunicó con el CJNG, nunca viajó a México y nunca se llevaron a cabo discusiones sobre el precio de un secuestro.

La historia tuvo un giro inesperado cuando Crook fue detenido por el FBI en Chiapas, México, en noviembre de 2023, y Rafael está bajo protección del Gobierno de Estados Unidos.

Este escándalo ha generado críticas y preocupaciones sobre las acciones del Gobierno de El Salvador y la posible colaboración con grupos criminales para alcanzar objetivos políticos y de seguridad.

PUBLICIDAD CANAL OFICIAL

Policía de Chalco, está implicado en robo del bebé en Pachuca

Calderón llama ‘ladrón’ a Epigmenio Ibarra y éste responde: ‘me honra que se sume a las calumnias’