• En materia de inseguridad
  • Es falso que se haya disminuido en un 50 por ciento el secuestro en la entidad veracruzana

ORIZABA.- Son desafortunadas las declaraciones de la Fiscal General de Veracruz, Verónica Hernández Giadáns, en materia de seguridad al señalar que disminuyó en un 50 por ciento el secuestro en el Estado, pues solo deja al descubierto que las autoridades estatales viven en una burbuja, en la que su realidad es completamente distinta a la del resto de los veracruzanos, así lo manifestó el representante de la Coordinadora de la Sociedad Civil.
A pesar de que en la primera semana de diciembre la Organización Alto Al Secuestro informó que en octubre la Entidad se ubicó en el segundo lugar a nivel nacional, al registrar siete secuestros, la funcionaria estatal informó también que en los casos de homicidio dolosos se bajó el índice en un 20 por ciento.
Ante ello, el entrevistado manifestó que “no necesitamos que nos digan lo que ya sabemos, que nos digan lo que no sabemos, nos dicen que caen los delincuentes, pero inmediatamente es sustituido, realmente no les hacen mella, cada vez que nos dicen: agarramos a un personaje importante dentro del grupo delincuencial tal y ¿eso ha impactado en la inseguridad?, a mí me parece que no”.
Se dijo sorprendido por las declaraciones en las que señala que incluso somos ejemplo a nivel nacional de cómo se está disminuyendo en los delitos de alto impacto; sin embargo, siguen apareciendo personas que han sido asesinadas con una violencia extrema “y tú te preguntas ¿en dónde?, ¿en qué parte?, en la burbuja de ellos, es probable ¿y por qué? Llegaron a Río Blanco con una seguridad impresionante, si realmente es como dicen que realmente se está impactando, ¿por qué viene con tanta seguridad?.
“Que se ha disminuido en un 50 por ciento, esto está solamente en la mente de ella; aquí en lo que se tiene que poner a pensar es en cómo están actuando en las fiscalías, porque a mí me parece, dentro de mi punto de vista, que están actuando sin protocolos, ya no digamos para búsqueda, sino también para quienes se atreven a denunciar delitos de alto impacto, no existe ese protocolo, los deja prácticamente solos y en la indefensión total”, concluyó.