CDMX.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó su expectativa para el Producto Interno Bruto (PIB) de México a una contracción de 6.6 por ciento en 2020, desde al crecimiento de 1.0 por ciento estimado en enero pasado, debido al impacto de la pandemia de COVID-19.

En su nuevo informe “Perspectivas de la economía mundial”, el organismo financiero internacional anticipó una recuperación de la economía mexicana en 2021 a 3.0 por ciento, por arriba de su proyección previa de un crecimiento de 1.6 por ciento.

Como resultado de la pandemia, el FMI pronosticó que en 2020 la economía mundial registrará un decrecimiento de 3.0 por ciento, y se compara con el incremento de 3.3 por ciento que calculaba en enero pasado.

Asimismo, para 2021 estimó que la economía global rebotará a 5.8 por ciento, desde el crecimiento de 3.4 por ciento que proyectaba a principios de este año.

Señaló que la pandemia de COVID-19 está causando altos y crecientes costos humanos en todo el mundo.

“Proteger vidas y permitir que los sistemas de atención de la salud hagan frente ha requerido aislamiento, bloqueos y cierres generalizados para frenar la propagación del virus. Por lo tanto, la crisis de salud está teniendo un grave impacto en la actividad económica”, añadió.

Como resultado de la pandemia, refirió, se prevé que la economía mundial se contraiga bruscamente en un 3.0 por ciento en 2020, “mucho peor” que durante la crisis financiera de 2008–2009

En un escenario base, que supone que la pandemia se desvanece en la segunda mitad de 2020 y que los esfuerzos de contención se pueden deshacer gradualmente, se proyecta que la economía mundial crecerá un 5.8 por ciento en 2021 a medida que la actividad económica se normalice, ayudada por el apoyo de políticas, expuso.