• Asegura el papa Francisco
  • El Santo Padre rechazó el concepto del derecho absoluto a la propiedad para las personas.

Roma.- El papa Francisco manifestó ayer que el Coronavirus demostró que las “teorías mágicas” del capitalismo de mercado fracasaron y que el planeta necesita una nueva clase de política que incentive el diálogo, la solidaridad y rechace la guerra.
Al plantear su idea en relación a una situación posterior a la pandemia, indicó que la nueva encíclica Frarelli Tutti, que significa “Hermanos todos”, rechazó la guerra como medio de legítima defensa.
El documento publicado en el feriado del Santo del que tomó el nombre, el pacifista san Francisco de Asís, afirmó que ese tipo de enfrentamientos se utilizó durante siglos, pero ya no es viable.
“Hoy en día es muy difícil invocar los criterios racionales elaborados en siglos pasados para hablar de la posibilidad de una guerra justa”, escribió Francisco en la parte más controvertida de la nueva encíclica.
Dijo que la pandemia confirmó su creencia de que las instituciones económicas y políticas actuales deben reformarse para responder a las necesidades legítimas de las personas más afectada por el virus, lo que debe ser una tarea fundamental.