CD. Mendoza.- En el aire quedó el proyecto regional de rescate del bosque de ahuehuetes por parte de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) en coordinación con el ayuntamiento.

Habitantes de la colonia Unión y Progreso recordaron que en 2018 las autoridades plantearon el proyecto que se realizaría el año pasado, a fin de preservar la reserva natural asentada en la orilla del río Blanco.

“Tenía como objetivo rehabilitar la zona para generar economía local; estaban a cargo del plan ingenieros forestales, agrónomos, biólogos, integrantes del sector turístico y especialistas en educación ambiental, pero nada de eso se aterrizó porque el lugar sigue igual o peor que antes”, expresaron los entrevistados.

Lamentaron que aunque el sitio es una belleza natural por los ejemplares milenarios, tiene un alto grado de contaminación y es inseguro, además de que le falta promoción para atraer el turismo de la región de las Altas Montañas.