CDMX.- Con amparo en mano, sin sana distancia, entre empujones, al grito de “Sí se pudo, fuera López Obrador”, los integrantes del Frente Nacional AntiAMLO (FRENA) llegaron a la plancha del zócalo capitalino tras permanecer en plantón cuatro días sobre avenida Juárez, para exigir la renuncia del Presidente de la República.
Resguardados por más de 500 policías que instalaron vallas en la mitad de la Plaza de la Constitución, los manifestantes comenzaron a instalar sus tiendas de campaña y advirtieron que de aquí al 30 de noviembre habrán de estar en el movimiento más de 7 millones de personas, de manera escalonada.
Gilberto Lozano, líder del movimiento, y quien lo dejó el domingo por problemas de salud, dijo que no hay nada que dialogar con las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México, ya que permanecerán en ese lugar por los siguientes dos años hasta que se vaya López Obrador con la revocación de mandato.

“Ahorita tuvimos que hacer uso de jueces federales para que ocurrieran las cosas. Nuestra expectativa es que renuncia antes del 30 de noviembre; tenemos cubiertos los siguientes dos años para efecto de mantener la vigilancia sobre este nefasto gobierno”, dice Gilberto Lozano
Lozano dijo que en este momento están retenidos varios contingentes en los estados del país que van a llegar a Ciudad de México para sumarse a la manifestación; en este momento están representantes de Jalisco y Nuevo León.
“No cambiamos el objetivo, sigue siendo el mismo: que renuncie López Obrador. Se va a llenar el zócalo y ya vienen también simpatizantes de FRENA de los estados de Chihuahua, Chiapas, Tabasco y Guanajuato, así como de otras entidades”, advirtió el dirigente de FRENA.
Alrededor de los frenistas se estableció un cordón humano de seguridad, para evitar que algunos simpatizantes del gobierno del presidente López Obrador los agredieran; aun así se dio un intercambio de acusaciones y señalamientos en pleno zócalo, por lo que la policía optó por retirarse a los lopezobradoristas.
En automóviles compactos y camionetas fueron trasladadas varias casas de campaña, así como insumos y productos básicos; en tanto que las casas de campaña instaladas sobre Juárez hasta Reforma permanecían ahí.

CDMX garantiza seguridad a FRENA
Por su parte, el subsecretario de Gobierno de la CDMX, Arturo Medina, comentó en entrevista, que se buscará garantizar la seguridad de los miembros de FRENA; sin embargo, adelantó que deberán compartir la plancha del Zócalo con los padres y madres de los 43 normalistas que realizarán una marcha el próximo 26.
“Su demanda, su acción ya está atendida (libre tránsito al Zócalo), ahora tendrán que coordinarse para las acciones que realicen en el espacio público y permitan las manifestaciones de otros grupos. El 26 de septiembre se movilizarán los padres de normalistas de Ayotzinapa, desde el Ángel al Zócalo, y el 28 un grupo de mujeres concluirán sus actividades en este sitio”, detalló.
El funcionario capitalino subrayó que “a todas las expresiones públicas tenemos que garantizar condiciones de seguridad, que permitan unos y otros reunirse”.