Orizaba.- El incremento al salario mínimo generó una brecha económica del 25 por ciento a los empresarios, esto debido a la contracción del Producto Interno Bruto (PIB) del 9 por ciento en el 2020, aunado al 15 por ciento del ajuste ya mencionado, y la falta de apoyos por parte del Gobierno Federal, así lo manifestó Octavio Gracián Malpica, vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria y la Transformación (Canacintra).
“En dígitos menos o dígitos más, la contracción del Producto Interno Bruto en el 2020 rondó el 10% y se autorizó un aumento al salario mínimo del 15%, eso nos genera una brecha del 25%”, puntualizó Gracián.

Sin esquemas de apoyo de mitigación para empresarios

Recordó que una de las incertidumbres de la iniciativa privada fue y sigue siendo la de apoyo por parte del Gobierno, indicó que sólo la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México (CDMX), Claudia Sheinbaum se ha solidarizado con el sector en el marco del segundo cierre de actividades al recordar que aportó la mitad del salario a los trabajadores de restaurantes formales y no formales además de una serie de créditos.
“Pero, sí, a nivel Federal no se ve un esquema de apoyo de mitigación al sector empresarial, el gremio esta enfrentado los pagos del Infonavit, Seguridad Social, pago de impuestos, energía eléctrica, Internet, teléfono, renta y todas las implicaciones que se dan al ajustar el UMA”, detalló.
“Depende que tanto las empresas se puedan adaptar y sí desgraciadamente lo primero que se hace es recortar las plazas, y la cuesta de enero viene con fuertes problemas para el sector empresarial y con mucha presión”, concluyó.

Pronóstico economía mexicana


El Banco Mundial ajustó sus pronósticos para la economía mexicana y fue menos pesimista para el 2020 con una caída de menos 9 por ciento y mantuvo el estimado para el 2021, es decir, del 3.7 por ciento y para el 2022 la ajusto de 2.8 por ciento a 2.6 por ciento