Casanare.- Josué Alirio Barrera jamás soñó con ser político; a él lo que le gusta es domar caballos. Y quizá por eso tampoco acudió a la escuela, es decir, no se graduó de nada, ni siquiera terminó el bachillerato, pero el 27 de octubre de 2015, y teniendo la siguiente frase como uno de sus lemas de campaña: “De la silla del caballo a la silla de la gobernación, vamos con paso firme por el porvenir de Casanare”, ganó la gubernatura de su departamento, uno de los 32 que componen Colombia. 

Alirio arrasó y logró una votación histórica en la región: 85 mil sufragios. El hombre que tenía más conocimiento en ganado y en agricultura, el campesino, pues, llegaba al poder. No se arrepentiría la población. 
En tres años logró lo que nadie imaginaba: sanear las finanzas del lugar donde nació.  Pagó toda la deuda pública de Casanare. Devolvió la pulcritud y honestidad a un cargo en el que esos términos simplemente habían desaparecido.

Le ayudó, dijo, que no tuvo compromisos de campaña, pues su ascenso político se dio de forma natural por su empatía con la gente, y así al asumir no había deudas qué saldar por ese concepto. 

Con información de Excelsior 
Ver original aquí:http:// https://www.excelsior.com.mx/global/el-gobernador-que-sin-graduarse-de-la-escuela-pago-toda-la-deuda-publica/1331959