Córdoba.- En un hecho aberrante, policías de Seguridad Pública del Estado, integrantes del Mando Único, que se encarga de la seguridad en los municipios de Córdoba y Fortín, agredieron verbalmente y físicamente al primer comandante de la Policía municipal de Amatlán, Manuel Cortés Cruz, durante la madrugada de ayer, cuando arribaba a la cabecera municipal, luego de haber sostenido altercado con los estatales, en el bulevar de Peñuela. 

De acuerdo con información obtenida por este medio de comunicación, fue cerca de las 00:30 horas de este sábado, cuando uniformados de la patrulla 013 de la Policía de Ama tlán, al mando del comandante Cortés Cruz, se encontraban estacionados en una calle, a orillas del bulevar de Peñuela, a la altura del campo deportivo.

Los municipales se encontraban dialogando con una señora, así como con sus 2 hijos, siendo entonces cuando arribaron 2 motopatrulleros del Mando Único, cuestionando de manera prepotente a la señora, sobre qué era lo que estaba haciendo con los policías municipales, motivo por el cual el ama de casa se asustó y junto con sus hijos se retiró.

Esa situación obligó al comandante Manuel Cortés Cruz a bajar de su patrulla para preguntar a los policías motorizados el motivo de su actitud prepotente al cuestionar a la mujer, pero los policías estatales se indignaron, pidiendo apoyo a sus compañeros.

Debido a la llegada de 6 motopatrullas estatales, entre ellas la número 1444, el comandante municipal también pidió ayuda de sus elementos, debido a que ya empezaba a haber forcejeos, arribando 2 patrullas de la Policía municipal.

Sin embargo, los estatales encañonaron a los municipales, e intentaron quitarles las armas, agrediéndolos verbalmente. Luego, los policías del Mando Único solicitaron la presencia de su comandante Uriel “X”, quien se presentó con 2 patrullas más, y al cerciorarse de la situación pidió una disculpa a la Policía municipal, y ordenó a sus subalternos retirarse a sus sectores.

No obstante, cuando los municipales se retiraron, y el comandante se dirigía a su base en el Palacio Municipal de Amatlán, a la altura de la avenida Independencia y calle Pascual de los Santos fue alcanzado por 4 patrullas estatales, con unos 25 elementos, quienes lo interceptaron y de forma violenta lo bajaron de su unidad, golpeándolo con las armas y rociándole gas. No conformes con ello, le quitaron las armas a él y a sus elementos, desabastecieron los cargadores y los tiraron sobre una banqueta.

Posteriormente, cuando los policías agresores se retiraron, al lugar llegaron policías municipales, quienes rescataron al jefe policiaco y a bordo de una camioneta particular lo trasladaron a un sanatorio cordobés, donde quedó internado.

Por estos estos, se conoció que el primer comandante interpuso ya una denuncia ante la agencia del Ministerio Público Municipal, en contra de quien ó quienes resulten responsables, por presunto delito de abuso de autoridad y lesiones.

De la redacción

El Buen Tono