Calcahualco.- Delicado de salud continúa el niño que fue lesionado de un escopetazo por su padre este fin de semana en Excola.
El caso lo atrajo la Fiscalía Especializada en Violencia contra la Familia de Huatusco, ya que se trata de lesiones en agravio de un menor provocadas por su progenitor.
Aunque a unas horas de resultar herido en el tórax, abdomen y pie, corrió el rumor de que sería necesario amputarle al pequeño David las dos extremidades inferiores, ninguna autoridad de Salud confirmó tal versión.
Se supo que fue David Ballona Ortiz, quien accionó la escopeta calibre 20 de manera directa contra su hijo, pero también que se trató de un accidente.
Los hechos se registraron a las 10:00 horas del domingo, cuando el campesino, identificado como David Ballona Ortiz, de Excola, estaba en su casa dándole mantenimiento a una escopeta.
En un descuido el productor, que se encontraba acompañado de su familia, jaló el gatillo, pero sin imaginar que había un cartucho en la recámara y que el disparo daría en los pies de su hijo, que presentó heridas de gravedad en diferentes partes del cuerpo.
El infante fue trasladado de inmediato a Coscomatepec, pero por el tipo de lesiones fue llevado al Hospital General de Córdoba, donde permanece internado.

*el tip
Diligencias

Aunque los hechos ocurrieron en Calcahualco, la Policía Municipal no intervino en el caso, tampoco se detuvo al campesino que de manera accidental le disparó a su hijo.