Córdoba.- Ante las acusaciones del transportista Rafael León Ramírez, estamos en la mejor disposición de asumir cualquier responsabilidad, siempre y cuando se investigue a fondo la situación, señaló José Luis Torales Fernández, representante de la empresa Grúas B&B.

Y es que como se publicó en días pasados en este medio de comunicación, el transportista que arriba se menciona acusa de robo y de abuso de confianza a la empresa de grúas, propiedad del empresario Christian Betancourt, al afirmar que desmantelaron su tractocamión freightliner modelo 1999 mientras se encontraba bajo su resguardo.

El representante de Grúas B&B mostró la copia del reporte de inventario donde especifica a detalle cómo ingresó la unidad pesada al corralón, por lo que será la prueba tangible para demostrar que al tracto “no se le metió mano”.

Sin embargo, señaló que si la investigación ministerial arroja indicios de culpabiliidad, reiteró “la empresa está en la mejor disposición de cumplir con los requerimientos de la ley”.

Al parecer la unidad estuvo abandonada por dos días, por ello el Ministerio Público de Amatlán la intervino y la puso a disposición, siendo transladada al corralón de Grúas B&B en Buenavista.

José Luis Torales Fernández aseguró que la pesada unidad ingresó al corralón sin baterías y con los mismo neumáticos, desconoció el por qué de las tuercas fotografiadas a los lados de las llantas -que el transportista utilizara como pruebas-, pero sí afirmó que no existe la posibilidad de que en el corralón se hayan intercambiado los neumáticos, ya que no se cuenta con la herramienta necesaria, detalló que se requiere de una pistola de aire con la cual no cuentan.

Finalmente, dijo haber sido objeto de amenazas por parte del transportista Rafael León Ramírez, quien ha advertido que sacará su unidad pesada a como de lugar. 

 

Ricardo Jácome
Zavaleta

El Buen Tono