in

Guardia Nacional vigila la cabecera, las calles quedan desiertas

Superiberia

De la Redacción

EL BUEN TONO

Cuitláhuac.- A unos 100 metros de la entrada a la cabecera municipal, tres patrullas de la Guardia Nacional y Marina vigilaron un camino, tras la balacera registrada durante la mañana de ayer viernes. 

Las calles lucían vacías, especialmente las de las colonias aledañas al Centro, donde no se observaron personas en la vía pública; en tanto que algunos comercios cerraron sus puertas, pero otros permanecieron abiertos. 

La población se mantenía a la expectativa, ante el temor de otro enfrentamiento, ya que aunque estaban los elementos de la Guardia Nacional y la Marina, había incertidumbre.

Mientras tanto, el personal de seguridad realizó una guardia en el lugar donde se habían registrado los sucesos durante la mañana.

En el Centro de Cuitláhuac las actividades casi transcurrían con normalidad, la zona del mercado tenía los locales abiertos, aunque había pocos lugareños caminando o comprando, el tráfico de vehículos tampoco era como en otros días, sino un poco más reducido que de costumbre.

PUBLICIDAD CANAL OFICIAL

Detienen a presunto acosador

Cancelan clases por la balacera, algunas escuelas de Cuitláhuac