México, D.F.- Habitantes de la comunidad indígena de Urapicho, Michoacán, retiraron las barricadas que mantenían en los accesos al poblado para resistir los embates del crimen organizado, informó el alcalde de Paracho, Nicolás Zalapa Vargas.

Señaló que el traslado a la zona de una Base de Operaciones Mixtas (BOM) y la promesa del gobierno de crear una policía especial han dado confianza a los habitantes del lugar, por lo que prácticamente ha quedado disuelto el movimiento de autodefensa que desplegado el 18 de octubre.

La presencia militar y policiaca en la zona ha tranquilizado a los habitantes del poblado y ahora, dijo Zalapa Vargas, se trabaja en lo que será la policía especial para la comunidad.

Dicha corporación, dijo, estará conformada por jóvenes lugareños que se capacitarán en la Academia de Policía y se certificarán. “Estamos en espera de que nos hagan llegar la relación de jóvenes que se integrarían a este cuerpo policiaco”, dijo.

El 18 de julio pasado, los habitantes de Urapicho tomaron la decisión de armarse y tomar el asunto de la seguridad en sus manos, ante los niveles de inseguridad y criminalidad que vivían a causa del crimen organizado.

Agencias