México, D.F.- Un arma comprada por un ex agente de Estados Unidos fue encontrada en la escena del crimen donde perdió la vida Susana Flores, la llamada Miss Sinaloa 2012.

Este hecho significaría un error más en la llamada operación Rápido y Furioso, por lo que autoridades federales de la Unión Americana se encuentran investigando al respecto.

El arma había sido comprada originalmente por el ex agente del Buró de Control de Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), George Gillett, según declaraciones a Reuters.

Gillett, quien hasta ahora no ha emitido comentarios oficiales, fue supervisor clave de la fallida operación Rápido y Furioso que permitió que más de dos mil armas cruzaran la frontera de Estados Unidos con México.

Esta operación fue concebida como una forma de rastrear las armas desde los compradores a los altos miembros de cárteles de la droga, sin embargo, no se obtuvieron los resultados deseados.

Una de las principales fallas fue que los agentes federales que dirigían la operación se centraron en la construcción de casos en contra de los líderes de una red de tráfico, y no siguieron a los compradores de bajo nivel de esas armas de fuego.

El arma encontrada en la escena del crimen, donde además de Flores perdieran la vida cuatro personas más, era una FN Herstal, conocida como matapolicías.

 

AGENCIAS