Las autoridades estadounidenses informaron hoy sobre una importante incautación de cocaína, opioides y metanfetaminas, entre otras drogas, las cuales fueron halladas en un túnel transfronterizo que conectaba un almacén de Tijuana con un depósito en el condado de San Diego, California.

El túnel donde ocurrió el hallazgo medía 600 metros de largo aproximadamente y tenía 9.5 metros de profundidad. Además, contaba con iluminación, ventilación y una red subterránea de rieles, informó el diario local The San Diego Union Tribune.

La complejidad en el diseño y la avanzada construcción de algunos de sus tramos llevó a pensar a la Fuerza de Tareas de Túneles de San Diego que este paso ilegal tiene meses de existencia. Las investigaciones sobre éste y otros posibles túneles transfronterizos continúan.