ads
  • Leonardo Penagos y Rodolfo Domínguez mantienen abiertos sus locales, poniendo en riesgo a la población

Córdoba.- Leonardo Penagos y Rodolfo “Fito” Domínguez, restauranteros dueños de Las Crepas y El Portal de la Jaiba, respectivamente, siguen de irresponsables anteponiendo sus intereses económicos al mantener abiertos sus restaurantes, invitando a la gente a salir a comer, poniendo en riesgo así no sólo a la población, sino también a sus empleados. 

“Mientras todo México está paralizado, este par de necios restauranteros burros quieren tener abiertos sus negocios, como trampas para la ciudadanía, antojándoles a comer ahí, pero afortunadamente la gente no va”, señalaron médicos integrantes del Colegio Médico Cordobés, quienes se encuentran en la primera línea de batalla contra la pandemia, cansados de ver a ciudadanos como este par de hambreados por dinero. 

Empresarios que decidieron cerrar sus negocios aseguran que están perdiendo más al mantener abiertos los restaurantes vacíos, ya que la gente sí está actuando con responsabilidad para no propagar el virus, comiendo en sus casas. “Es hambre por el dinero, están agravando el riesgo de contagio de Coronavirus, hasta ellos se pueden infestar e infectar a su familia. Penagos no sale ni a Amatlán de paseo, por vivir pegado a su hoy vacío restaurante, cuando se dé cuenta le va a pasar lo mismo que al dueño del café La Parroquia en Veracruz, toda su vida metido en el café y cuando salió fue para ser dirigido a una funeraria”, comentó uno de sus trabajadores.

ads