Orizaba.- A unos meses de haber sufrido el susto por las inundaciones, los vecinos de Poniente 18 y río, en esta localidad, se impresionaron nuevamente ante la movilización de paramédicos de Cruz Roja, Protección Civil, Bomberos y Policías, debido al incendio en un departamento, provocado por un roedor que royó el cable eléctrico y quemó un sofá.

El suceso ocurrió a las 13:45 horas, en la casa marcada con el número 360, departamento 1.

De acuerdo con el propietario del inmueble, Camilo Solís Galicia, el departamento es rentado a Paola Castillo Iván, de 36 años, de ocupación empleada municipal.

La trabajadora tenía como mascota un Hamster, el cual se encontraba en una jaula, cerca del cableado eléctrico y un sofá.

El ratón se puso a roer el plástico que cubre el cobre, y al hacer contacto recibió una descarga eléctrica que lo mató.

Los cables chispearon al hacer contacto uno con el otro y sobrevino el fuego en el asiento.

La densa humareda alertó a los vecinos, por lo que José Luis Hernández Morán rompió los cristales y se introdujo con apoyo de otros vecinos para sacar el inmueble quemado.

Otros vecinos alertaron a los grupos de auxilio y Policía, por lo que llegaron minutos más tarde para sofocar las llamas, verificar que no hubiera peligro y reparar la avería.

Después de varios minutos de maniobras la calma volvió al lugar y el tráfico vial volvió a su normalidad, al retirarse los patrulleros que bloquearon el paso para agilizar el arribo de los bomberos.

GABRIEL LAGOS

EL BUEN TONO