• El preocuparse por los demás es un ejemplo de dignidad humana.

Orizaba.- El Obispo de la Diócesis de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino hizo un llamado a la feligresía para vivir con dignidad en estos tiempos donde tantos problemas sociales aquejan a la sociedad, aunado a la época de pandemia que se vive aún.
Durante la homilía dominical dijo que todo bautizado es elegido por Dios para ser ejemplo en la familia, amigos y vecinos con el amor y servicio a los demás y que es revestido durante la imposición de los demás sacramentos.
El preocuparse por los demás es un ejemplo de dignidad pero siempre actuando bajo la palabra de Cristo e involucrando a los semenjantes en las enseñanzas que la palabra, practicando en todo momento el evangelio.
La alegría de la vida se debe de reflejar en todo momento por quién conoce principalmente la palabra de Dios y la lleva a cabo con quienes tiene a su alrededor, hablando de familia y amigos incluso en el entorno laboral.
Finalmente, dijo que el respeto es el principal aliado para emprender una vida nueva basada en la dignidad humana y el ejemplo que se debe de seguir hoy en día tanto en lo material cómo en cuestiones de salud.