México, D.F.- A Salma Hayek no le bastó con abofetear en 17 veces a Benicio del Toro durante el rodaje de Salvajes, la última cinta de Oliver Stone, ahora confiesa haber golpeado a otro.

La actriz reconoce haber dejado algo malherido al coprotagonista de su nueva comedia romántica, Here Comes the Boom, tras darle un accidental golpe en “sus partes” durante la grabación de una escena en la que simplemente debían mantener una discusión verbal.

“Kevin (James) interpreta en la película al profesor de Ciencias, y yo hago de enfermera. El caso es que antes de rodar una parte en la que tenemos una cita, debíamos improvisar una pequeña pelea y yo, sin querer, le metí un buen golpe en sus partes que le tiró al suelo. Se puso a golpear el suelo con la mano, tratando de recuperarse, pero tuvimos que hacer un paro de casi 45 minutos para volver a grabar”, confesó Hayek.

Aunque suele hacer gala de su carácter afable y su gran sentido del humor en sus apariciones públicas, Salma ya había admitido que a veces se deja llevar por los arrebatos pasionales.

 

Agencia