Superiberia

La Tierra necesita de ciertos cuidados para que más generaciones lo puedan habitar. Por eso, todos los años se celebra el 26 de enero el Día Mundial de la Educación Ambiental, una conmemoración que busca crear consciencia sobre la delgada línea que hay entre el desarrollo de la humanidad y la adecuada conservación del planeta.

Esta fecha tiene su origen en 1975, un año en el que se celebró el Seminario Internacional de educación ambiental en Belgrado. En esta actividad participaron expertos de más de 70 países y se establecieron los principios de la educación ambiental en el marco de los programas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Fue en esta primera reunión, que se redactó la Carta de Belgrado. En este documento se plasman los principios de la educación ambiental como herramienta que contribuya a la formación de una nueva ética en la que el ser humano mejore su relación con la naturaleza.

Vecino