Córdoba.- El obispo de la diócesis de Córdoba, Eduardo Patiño Leal, dijo que hace un año comenzaron los operativos, los retenes a inspeccionar, y perseguir algunos delitos que estaban realmente cometiéndose, ciertamente eso ayuda a que la gente se sienta más protegida.

“Yo creo que vamos a tener que convivir con ellas hasta que no se llegue a un estándar normal, que ya no haya actividades delictivas, o si las hay que se persigan de una forma más expedita, rápida”, dijo.

Apuntó, “me ha tocado dos o tres veces en la autopista a Veracruz, en algún lugar en la ciudad nos piden pararnos, creo que responder amablemente, el que nada debe nada teme, hay que seguir las indicaciones, a mi personalmente me da tranquilidad saber que está haciéndose una labor para seguridad de toda la población”.

 Consideró  que la región de Córdoba dista mucho de las del norte donde ha violencia es mayor, pues ciertamente lo que suena mediático se tiene números más altos de situaciones violentas, inseguridad, fugas de los penales, sabemos que en el norte es más fuerte, pero eso no quita que acá también estamos teniendo.

“Ha si claro, y si también hay gente que puede ser desaparecida o secuestrada que se siguen reportando a las autoridades, o que las familias siguen pidiendo por la liberación de una persona, piden oraciones por ellas, eso nos habla de que estamos necesitados de que se abata el crimen”, apuntó.

 

Hace un año comenzaron los operativos, los retenes a inspeccionar, y perseguir algunos delitos.

Miguel Ángel Contreras Mauss

El Buen Tono