• A partir del 1 de julio
  • ¿Serán esenciales, no podrán rezar en sus casas y oír las misas por internet? 

CÓRDOBA.- A partir del 1 de julio, la iglesia católica iniciará actividades presenciales, pero depende del semáforo en el que se encuentre cada municipio según dio a conocer la Diócesis de Córdoba que atiende 43 parroquias divididas en 6 decanatos.
Dicha determinación fue consensuada entre los obispos, Eduardo Patiño Leal y Eduardo Carmona, además de sacerdotes y diáconos de cada uno de los seis decanatos, y con las experiencias de otras diócesis.
“Es fundamental caminar pastoralmente como un único presbiterio. Esto lo conseguiremos si acatamos con obediencia y sentido común estas indicaciones.