ORIZABA.- Elementos de la Policía Municipal clausuraron el bar “Villa” ubicado en la colonia Francisco Ferrer Guardia, luego de que el dueño del establecimiento tuviera aves en cautiverio, las cuales se encuentran en peligro de extinción y no contara con el permiso para poder tenerlas en su poder.

El mencionado bar, se ubica en la calle Teresa Peñafiel esquina con Paseo Las Palmas y Oriente 28, a donde acudieron las fuerzas del orden. 

Fue durante la madrugada de ayer alrededor de las 01:00 horas, que los elementos de la Policía Municipal entraron al interior del centro nocturno para realizar un operativo de rutina por lo que se percataron de que en varias jaulas había aves exóticas y cuando cuestionaron al dueño sobre estas, no tuvo papeles que aprobaran la pertenencia de los animales.

Las aves exóticas que se decomisaron el interior del centro nocturno, fue un águila, un gavilán y un ave carancho “quebrantahuesos”, mismas que se encontraban en jaulas en el interior del mencionado centro nocturno, por lo que fueron puestas a disposición de las autoridades ministeriales para su protección y conservación de esas especies.