ORIZABA.-El empresario ferretero, Raymundo Reynoso Meneses, reconoció que hay preocupación del comportamiento económico que se registre en la segunda fase de la pandemia por el Covid-19, pues la actividad bajó en un 15 por ciento en la primera semana de Sana Distancia, por lo que consideró necesario una mayor solidaridad del gobierno federal, principalmente porque la población está respondiendo al llamado.   

Consideró que se trata de una situación muy complicada para los mexicanos porque es una situación que nunca se prevé y los pagos de renta, luz, salarios, se tiene que realizar “esperemos que esta segunda fase pase rápido para que la afectación económica sea lo menos posible”. 

Opinó que el gobierno tendría que tener la iniciativa de la condonación del pago de impuestos, “no se si a través de los órganos, hablado de la Concanaco, Canacintra a nivel copular en México para que encuentren esa propuesta y sobre todo que se encuentre eco por parte del gobierno federal”.

Dijo que es muy “importante poner como ejemplo lo que están haciendo los gobiernos en otros países como el Salvador y Nicaragua, lugares en donde estimularon a la población a que se quedara en casa a través de la suspensión del pago de impuestos, de pago de hipoteca, energía eléctrica, exentar los pagos de Internet para que se mitigue un poquito el gasto”.

Indicó que “sino de estimular si de mitigar un poquito el gasto, ser solidario pues si bien es cierto la población y como se puede ver esta respondiendo, esta dejando de salir, está pidiendo sus mascarillas y está haciendo lo posible para que este tema de la pandemia pegue lo menos posible” hace falta que no se deje solos a todos los sectores. 

Mencionó que “es importante invitar a la ciudadanía para promover que el consumo siga siendo de manera habitual en la medida de lo posible y sobre todo que sea local porque al final del día la economía es lo que está resintiendo de manera muy fuerte  y los más afectados son todos los que reciben gente en sus locales, los restauranteros, hoteleros, para ellos será muy fuerte la afectación”. 

“Estamos preocupados porque en la segunda fase es en donde tenemos que tener más cuidado y en donde creo que en general el comercio se ha puesto en comunicación y se ha organizado, está surgiendo en redes y principalmente en el sector restaurantero y en el de servicios que son los más afectados porque son los que reciben a mucha gente”, puntualizó.