Orizaba.- Un 20 por ciento incrementó el riesgo de infartos en este mes de enero debido a que el último mes del año pasado la población tuvo un excesivo descontrol en su peso, informó la nutrióloga del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Sandra Ruiz Morelos.

Mencionó que en el mes de diciembre las personas aumentan por lo regular hasta 7 kilos de peso debido a un desajuste en los horarios, falta de activación física, sobre todo cambios en el tipo de alimentación pues consumen poco por lo regular alimentos que en el año. Este fuerte descontrol alimenticio tiene sus consecuencias y es difícil reponerse de ellas. En el caso de los adultos recuperan su peso, aunque varía el organismo de cada una de las personas; sin embargo, son de dos a tres kilos máximo y en caso de los niños, el proceso es largo.

De acuerdo a la Secretaría de Salud, en este mes los casos de infarto aumentan así como las crisis hipertensivas, todo ello relacionado con el sobrepeso, pues hay que recordar que en México la obesidad infantil ocupa el primer lugar y el segundo en obesidad adulta.

La recomendación que la nutrióloga da a la ciudadanía es poner en práctica una buena, pero adecuada alimentación y hacer ejercicio para evitar las enfermedades como la diabetes, ya que de ella se derivan varias enfermedades que hoy en día son un grave problema. En diciembre pasado, cada adulto consumió por lo regular más de cinco mil calorías entre dos y tres días, ahora, si se ingirió alcohol pues sube más calorías, en su mayoría.

Durante las fechas más representativas cada persona consumió de 2 a 3 mil calorías por día.