Omealca.- La Fiscalía General del Estado intensificó diligencias en la región en busca de evidencias que sirvan para identificar a los asesinos del taxista de Cuichapa, encontrado muerto el lunes, en la carretera Omealca-Matatenatito, en el lugar conocido como La Pochota, en ampliación Pozorrón.
Detectives de la Policía Ministerial Acreditable del grupo Tezonapa centraron diligencias e investigaciones en la región en busca de informes y testigos en torno a las ejecuciones registradas en menos de un mes.
Al menos dos los cuerpos fueron encontrados entre la basura, flotando en las aguas negras del río Blanco, otro a un lado de las vías del ferrocarril en el camino a Xúchiles y el caso más reciente, el del taxista Mario Daniel, de 24 años de edad.
Familiares dijeron ignorar qué pasó con trabajador, porque le perdieron la pista desde el domingo en la tarde.
Destacaron que trataron de ubicarlo por teléfono, pero nunca contestó y esa noche, al descubrir su ausencia, decidieron buscarlo con amigos y conocidos sin tener ningún resultado al respecto.
Mario Daniel, de 24 años de edad, fue encontrado muerto, tirado boca arriba a unos cinco metros de una parcela, en el camino de Omealca a Matatenatito, en ampliación Pozorrón.
El occiso laboraba durante la tarde-noche como taxista de Cuichapa y radicaba en la colonia Emiliano Zapata, dijeron.