• Colapsarán hospitales
  • Médicos se preparan para enfrentar desarmados su peor batalla

Huatusco.- Médicos y enfermeras de la zona de las Altas Montañas pronostican que en los próximos días los sistemas de Salud colapsarán a causa del brote masivo de Coronavirus y la falta de equipo, camas e instalaciones para atender a los enfermos que se pudieran presentar.

En los hospitales de Coscomatepec y Huatusco, el personal carece de guantes, cubrebocas y trajes especiales para recibir a pacientes con síntomas del virus, como fiebre. 

Aunque varios alcaldes solicitaron que los incluyeran en las mesas de trabajo para enfrentar la contingencia, los hacen a un lado. Ni siquiera se les facilitan los nombres de los pacientes de sus municipios considerados como casos sospechosos, dieron a conocer.

Sin camas

El hospital regional Dr. Darío Méndez Lima es viejo. Cuenta con 71 años de servicio y el único mantenimiento que recibió en los últimos años es el repintado de la fachada.

El nosocomio sólo tiene tres camas para atender a más de 50 mil huatusqueños, sin contar a los pacientes de Comapa, Tenampa, Sochiapa, Zentla, Tlacotepec de Mejía, Tlaltetela y hasta algunas localidades del estado de Puebla, como es el caso de Chichiquila.

Aquí la atención es tan deficiente que en más de una ocasión las embarazadas dan a luz en los pasillos. No se cuenta con un pediatra de base. Desde 2014 el gobierno federal asignó una partida para darle mantenimiento y remodelar el hospital; el dinero nunca llegó.

El otro hospital de la zona es el IMSS-Bienestar, con 27 años de fundación. Cuenta con 86 unidades médicas rurales “satélites”. En muchas los médicos sólo atienden ocasionalmente. Los medicamentos son un lujo. Es prácticamente imposible saber quién tiene una simple gripe o esta infectado de Coronavirus.

*el tip
Temor
La enfermera y el médico con una familia que lo espera en casa, sabe que los próximos días serán difíciles porque la orden es clara “que vamos a entrarle todos, seamos especialistas o médico general, el problema es cómo vamos a hacerle frente así, sin nada”. La respuesta quedó en el aire.

De acuerdo con información oficial, la institución atiende a una población de 275 mil personas y cuenta con 42 camas. 

En un día promedio brinda 122 consultas, 24 de especialidad, 28 de urgencias y se atienden seis partos de varias partes.

En resumen, dos hospitales con carencias añejas tienen la misión de servir como filtro para detectar en un universo de más de 400 mil personas, a quienes pueden ser portadores de Coronavirus.

Expuestos

“Estamos improvisando”, revelaron alarmados médicos y enfermeras de los hospitales de Coscomatepec y Huatusco, así como de centros de Salud, quienes resignados se preparan para enfrentar desarmados la peor batalla.

El discurso del presidente de México, que afirma que desde hace meses se prepararon para esta emergencia, únicamente genera una mezcla de risa y enojo entre el personal del Sector Salud abordado por el reportero.

“No contamos con los insumos necesarios para atender un caso de primer contacto, estamos capacitados, pero no tenemos las herramientas”, alertó un médico que no reveló su nombre por temor.

“La Secretaría no provee de cubrebocas, el personal está comprando su equipo de protección, nos dicen que va a llegar, pero no hay para cuándo”, comentó entre susurros otro galeno, no sin antes confirmar que nadie vio ni escuchó su declaración.

En el hospital de Huatusco los únicos protegidos son los directivos, el director, subdirector y su personal administrativo tomaron las pocas mascarillas N95 que llegaron. Quienes atienden en Urgencias tienen cubrebocas convencionales para su protección.

De acuerdo con información oficial, el hospital de Huatusco cuenta con dos cirujanos, cuatro médicos especialistas, 13 generales y 90 enfermeras. 

En los hechos, una sola persona realiza hasta cuatro funciones en el quirófano, como son camillero y asistente del cirujano, dieron a conocer.