• En actividades económicas  
  • Aunque muchos negocios pararon, estuvieron dando mantenimiento a sus locales o casas
  • Por la entrada a clases, la actividad tuvo un descenso desde el mes de agosto. 

Orizaba.- La crisis económica en el rubro de la construcción empezó su declive más significativo en agosto, inició la baja a partir de la entrada a clases virtuales en el Ciclo Escolar 2020-2021, indicó el responsable de una empresa del rubro, René Cruz Camacho.
Comentó que al principio de la pandemia, en el sector de la construcción ocurrió un fenómeno un poco extraño, pues no le fue tan mal, debido a que mucha gente aprovechó ese tiempo para rehabilitar sus casas y
empresas. 
“Aunque muchos negocios pararon, estuvieron dando mantenimiento, tanto en la industria, como en las casas particulares, se acentuó en el sentido de que hubieron menos trabajadores eventuales, pero la planta fija en el rubro de la construcción se mantuvo y hubo un movimiento económico porque sí se generaron trabajos”. 
Sin embargo, “a partir del mes de agosto se notó que los ahorros de todas las personas se asentaron y ha habido una disminución”, además, por los gastos que tuvieron que hacer los padres de familia, para que sus hijos pudieran ingresar al nuevo Ciclo Escolar, como la compra de equipo
tecnológico. 
Dijo que, en el caso de “los ayuntamientos y los gobiernos federal y estatal han invertido muy poco, lo que se está haciendo, por ejemplo, en el caso de Orizaba, son proyectos que ya estaban etiquetados y que tenían proyectado en el ejercicio porque sino se perdía y es el caso de las banquetas y que lo está haciendo gente de la industria de la construcción local, es una derrama económica importante a nivel local”. 
En el caso de otros municipios, indicó, se está haciendo un poco de obra, pero “no es en el mismo volumen de Orizaba y en lo que es el particular, sí se ha empezado a disminuir de manera notable, según comentarios de compañeros en la materia”, concluyó.