La familia Calderón-Zavala, conformada por la excandidata presidencial Margarita Zavala Gómez del Campo y el exjefe de Estado (2006-2012), Felipe Calderón Hinojosa, no lograron incorporar el nuevo partido político propio al ecosistema de la clara democracia mexicana. Ahora la pregunta es qué será de su membresía. Analistas habían advertido que serían los indecisos, pero también los miembros de Acción Nacional (PAN), en donde militaron toda su vida adulta, los que se irían con ellos. Pero ahora esos no tienen cause.

La base de México Libre, los simpatizantes de la expareja presidencial, son antiguos panistas. Los Calderón-Zavala no pudieron traerlos a sus filas y esto no causó una sangría en el PAN. Ahora se sabe que no lograrán la hazaña deAndrés Manuel López Obrador, actual Presidente de México, quien salió del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y luego lo desfondó para formar Morena, la fuerza política predominante en el país.

Los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) decidieron no darles el partido por la cantidad de irregularidades. “Si lo hacen hoy, ¿qué harán después con presupuesto público?”, dijo Lorenzo Córdova anoche. Calderón llegó en 2006 a la Presidencia acusado de fraude. Margarita Zavala fue señalada y multada por lo mismo en 2018: fraude. Ahora el fraude les ha pasado una factura que los deja fuera.