Córdoba.- Reducida a cenizas quedó la vivienda número 40 de la avenida 23 entre las calles 21 y 23 de la colonia Aguillón Guzmán, luego de que un bracero se incendiara y el fuego, del que las llamas llegaron a alcanzar más de diez metros de altura, arrasara con todo lo que encontraba a su paso; dos tanques de gas estuvieron a punto de explotar.

El propietario de la vivienda, don Francisco Méndez Palacios, de 76 años, estuvo a punto de morir quemado al tratar de sofocar el fuego que en pocos minutos consumió su propiedad y alcanzó a afectar otras dos viviendas; los daños materiales fueron estimados en más de los 500 mil pesos.

Por fortuna, a pesar de su avanzada edad y una enfermedad en la pierna izquierda, don Panchito -como le dicen en la colonia-, logró salir y ponerse a salvo mientras detrás, el interior de su casa era consumida por las llamas que poco a poco fueron tomando fuerza hasta acabar con su propiedad.

Afuera, sobre la avenida 23 todo era gritos, temor y miedo de familiares y vecinos, unos corrían de un lado para otro, mientras algunos más buscaban cubetas con agua,  “pidan a los Bomberos, de inmediato, llamen a la Cruz Roja, puede haber más gente adentro de la casa”, decían algunas personas ante la impotencia de no poder controlar el incendio.

Los primeros en llegar al lugar fueron unidades y elementos de la Policía municipal asignados al sector Platas para tratar de ayudar a los posibles lesionados, segundos después arribaron paramédicos de la Cruz Roja, primero la 201 y posteriormente la 203; por fortuna no hubo lesionados, sólo algunas personas con crisis nerviosa.

Un grupo de 13 elementos del cuerpo de Bomberos llegó al lugar y haciendo uso de tres unidades cisternas trabajaron de manera coordinada y exponiendo su vida, con vecinos,  personal de la Comisión Nacional de Emergencia y del Escuadrón de rescate.

Trabajaron durante más de 45 minutos para poder sofocar el fuego que para esos momentos ya había consumido la vivienda de madera y techo de lámina de zinc.

Dos viviendas que se ubican del lado y lado de la casa incendiada, las cuales son propiedad de, Andrés Muñoz Méndez, una,  y la otra propiedad de la señora Sofía Méndez López resultaron seriamente dañadas debido a que el fuego logró alcanzar parte de sus estructuras, estando a punto de ser consumida por las llamas, pero el actuar de los bomberos lo impidió.

Un automóvil Honda de color verde, placas YHM2788 que se encontraba de una de las viviendas adjuntas a la incendiada, estuvo a punto de ser alcanzado por el fuego, pero fue retirado en pocos minutos, al igual que otros automóviles y camionetas que estuvieron expuestos al fuego, y otros por obstaculizar el trabajo del personal de los grupos de auxilio y rescate.

La desgracia para la familia de don Francisco Méndez Palacios, se inició alrededor de las 15:15 horas de ayer domingo cuando él se encontraba en el interior de su vivienda y presuntamente la lumbre del bracero comenzó a tomar fuerzas hasta llegar a alcanzar todo tipo de objetos, muebles, camas, colchones, sillas, ropa y aparatos electrodomésticos.

“Me di cuenta que algo se estaba quemando en el patio, salí a ver y traté de apagar el fuego pero ya no pude, mi edad y mi enfermedad me lo impidieron, mejor salí, estaba yo solo, mi esposa está internada en el Seguro Social de diabetes, lo principal es que estamos bien, fueron cosas materiales las que se perdieron pero la vida no regresa”, dijo en tono nervioso don Francisco al momento de voltear su mirada hacia lo que fue su vivienda.

María, Sofía y Rocío, hijas de don Francisco y de la señora Lucila López Jiménez, internada, arribaron al lugar alrededor de las 16:00 horas para solidarizarse con su padre.

Alrededor de las 16:10 horas, luego de que el fuego ya estaba controlado, arribó la coordinadora de Protección Civil municipal Rosalinda Huerta Rivadeneyra, primero para sostener una pequeña fricción con su personal que llegaron al lugar minutos después de iniciado el incendio, y segunda, para lamentar lo ocurrido y solidarizarse con la familia del señor Francisco, a quien le dio a conocer que la autoridad municipal les brindará el  apoyo necesario.

Romeo Real PachÌn

EL BUEN TONO