El nuevo director General del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), Carlos Barba Rodríguez, indicó que el Servicio Médico Forense(Semefo) comenzó a saturarse de cadáveres de personas no reclamadas desde 2016, y reconoció la falta de coordinación interna que provocó el rezago en la unificación de expedientes de identificación.

Señaló que sólo 60 de los 444 cadáveres, cuentan con los cinco elementos básicos para su identificación: perfil genético, perfil dactilar, ficha odontológica, fotografías e información de dónde fue localizado.

El resto de los cuerpos están en los dictámenes, pero no se encuentran integrados en los archivos, informó Barba Rodríguez.

“Se está trabajando por cada una de las áreas, como lo manifesté, para la mayor brevedad posible lograr integrar, en ese mismo lugar, todas estas pruebas, están disasociadas, están unas, el laboratorio de genética tiene su información, pero no la ha compartido con el área de dactiloscopia y ahorita esa integración del expediente es lo que nos encontramos haciendo”.

El pasado viernes se iniciaron los trabajos previos para la construcción de la cámara de refrigeración que sustituirá las cajas de tráiler en las que se hallan los cuerpos.

La obra estará a cargo de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública.