Orizaba.- La pasada marcha de protesta contra la ampliación de la caseta de cobro de Fortín fue sólo uno de los movimientos que se pretenden realizar para su eliminación, al afectar seriamente la economía de la región, esperando que con el cambio de poderes federales, esto sea realidad, reconoció el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO), Enrique Guillaomen.

Explicó que se han realizado estudios en la afectación que representa para la economía, ya que diariamente más de 20 mil vehículos circulan en ambos carriles, en donde más del 60 por ciento corresponde a gente de la región que viaja para estudiar y realizar negocios, así como para la distribución de mercancía.

Carlos Guevara

El Buen Tono