Córdoba.- Estando bajo los efectos del alcohol y luego de haber sufrido problemas personales con su pareja, una joven de 22 años, intentó suicidarse al cortarse las venas de ambas manos con un rastrillo, en el interior de un cuarto del hotel Carranza de la avenida 6 entre las calles 5 y 7.

Por fortuna, personal de limpieza logró darse cuenta de la intención de esta persona y de inmediato solicitaron el auxilio de paramédicos de la Cruz Roja para que atendieran y detuvieran el sangrado, principalmente en la mano izquierda.

Los hechos que registraron alrededor de las 13:15 horas de ayer sábado cuando la joven Ivonne Ortiz Peceyín, de 22 años, vecina de la calle 9 y avenida 18 de la colonia El Mirador, se encontraba en el interior de un cuarto del mencionado hotel, en estado alcohólico, presuntamente sostuvo una fuerte discusión con su pareja.

El problema, originó que esta persona según se logró saber, tomara un rastrillo y se cortara las venas de ambas manos, comenzando a desangrarse inmediatamente, pero fue descubierta por empleados de limpieza quienes pronto pidieron el auxilio de una ambulancia de la Cruz Roja.

En pocos minutos arribaron paramédicos de la unidad 198 al mando de Carlos García, para brindarle los primeros auxilios a Ivonne Ortiz Peceyín, a la que de inmediato trasladaron para ser hospitalizada y atendida, especialmente de la mano izquierda que fue la más dañada.

De acuerdo al reporte de los paramédicos de la Cruz Roja, el estado de salud de esta persona era considerado estable y fuera de peligro, sin embargo, pudo haber fallecido al desangrarse en caso de no haber recibido la atención médica inmediata.

 

EL BUEN TONO