Investigadores del hospital berlinés Charitéy del Centro Alemán contra Enfermedades Neurodegenerativas (DZNE) anunciaron este jueves que han comenzado a desarrollar una vacuna pasiva contra el SARS-CoV-2tras descubrir nuevos anticuerpos contra ese coronavirus.

La identificación de unos “anticuerpos altamente efectivos” contra el SARS-CoV-2 comenzó con el análisis de unos 600 tomados de pacientes que habían superado la COVID-19 y de ahí se pudo seleccionar a los más idóneos, explicaron los investigadores en un comunicado.

“Los llamados anticuerpos neutralizantes identificados se unen al virus, como muestran los análisis estructurales, y así evitan que penetre en las células y se multiplique”, agregaron.