Londres.- Aunque Jennifer Aniston y Brad Pitt se divorciaron hace siete años, la actriz aún mantiene una estrecha relación con la madre de él, Jane Pitt, a quien invitó para que esté presente en su boda con Justin Theroux.

El diario “The Sun” reveló que “Jennifer quiere que Jane esté allí porque tiene un vínculo mucho más fuerte con ella que con su propia madre. A pesar de lo inusual de la situación, cree estar haciendo lo correcto, y Jane está muy emocionada por la boda”.

Agregó que “durante los últimos siete años, la madre de Brad la ha apoyado mucho, ayudándola a superar la ruptura con su hijo, y no se perdería la boda por nada del mundo. Jane no podía estar más contenta de que su ex nuera haya encontrado por fin la felicidad”.

Aunque ya han pasado siete años desde su divorcio y él ya hizo su vida con Angelina Jolie, eso no impide que la ex de Pitt siga manteniendo una especial relación con la que fue su suegra durante cuatro años.

 

Agencias