Un nuevo ensayo clínico de investigadores israelíes afirma haber logrado revertir el proceso de envejecimiento a nivel celular con tratamientos de oxígeno a alta presión (TOHB, por sus siglas en inglés) en personas adultas dentro de cámaras presurizadas.

El estudio, publicado en la revista Aging, describe un protocolo único con el uso de TOHB que revierte dos procesos principales que influyen en el envejecimiento celular en el organismo humano: el acortamiento de los telómeros y la acumulación de células senescentes.

Durante la investigación los científicos sometieron a 35 personas sanas mayores de 64 años a una serie de 60 sesiones hiperbáricas durante un período de 90 días. Además, les hicieron 4 test de sangre a lo largo del ensayo: antes, durante, al final y después del tratamiento, que fueron analizadas y comparadas.