Orizaba.- El homicidio afecta en la misma proporción a hombres, mujeres, niños y adolescentes; sin embargo, uno de los grupos más vulnerables de ser seducidos es el de los jóvenes, manifestó el vocero de la Diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez.

Lo anterior, al ser cuestionado sobre el caso de la menor de 17 años, Yohatzin, quien perdió la vida a causa de las heridas de bala, luego de que fuera atacada en dos ocasiones en el municipio de La Perla; en tanto, la Red de los Derechos de la Infancia en México (Redim) reporta que Veracruz ocupa el segundo lugar como la Entidad más letal, al registrar el asesinato de 33 niñas y adolescentes, en un período de 2015 a 2019.

“Sabemos que vivimos en un estado completamente violentado y en crisis de inseguridad, aunque lo nieguen algunos. En primer lugar, reconocemos con preocupación la gravidez que vive nuestro estado de Veracruz; en segundo lugar, creo que en estas circunstancias, en medio de los problemas de violencia y de grupos delincuenciales uno de los sectores más vulnerables es el de los jóvenes, por lo que hay que apoyarlos”.

Indicó, “los jóvenes que andan en ambiente de jóvenes pueden atentar contra la vida de otros, por lo que para combatir el problema de inseguridad se necesita educación integral y que tengan que ver con los valores”.

Además, “el Gobierno y la sociedad en general deben promover fuentes de empleos dignos y no precarios, con buenos salarios, así como instancias deportivas o culturales que hagan que los jóvenes encuentren otras dimensiones de trascendencia y no solamente la inmediatez, que busca el dinero o tener cuestiones materiales de manera rápida; sino que los jóvenes descubran que hay cosas más trascendentales que pueden traer, incluso, mayor felicidad y no el placer pasajero con el dinero fácil”.

“Es cierto, Veracruz ocupa los primeros lugares, hay índices negativos en violencia y ya lo hemos dicho en otras ocasiones no solamente es en cuestión de feminicidio, sino del homicidio en general”, concluyó.