CÓRDOBA.- La pandemia del COVID-19 ha generado pérdidas para todos los sectores económicos, en especial, para la industria de la joyería.
La facturación de los establecimientos de joyerías ha disminuido significativamente, debido a que un alto porcentaje de sus ventas provienen de los turistas que llegan a la ciudad. Sólo un pequeño porcentaje representa las ventas locales.
En alrededor de 50 por ciento bajó la demanda de anillos de graduación, debido a que el precio del oro ha subido este año en 16 por ciento, así como porque no hubo fiestas de graduaciones debido a la pandemia por
el Coronavirus.
Actualmente un anillo de graduación se cotiza en alrededor de 7 mil pesos, aunque si el cliente proporciona el oro, la hechura cuesta unos mil 500 pesos.