Por medio de la página  de Internet change.org, más de 40 mil personas exigen que se haga justicia con el caso “Miguel”, un perro de raza bóxer que murió en calles de San Luis Potosí, luego de que unas personas  le colocaran pirotécnica a la altura del hocico, los cuales al estallar le destrozaron la cabeza.

Medios locales detallan que el cuerpo de “Miguel” fue localizado el primer día de este 2018 en el fraccionamiento San Ángel, frente al Centro de Desarrollo Comunitario, en la avenida San Ángel.

La terrible imagen del animal tirado a un costado de la banqueta, con el hocico destrozado, conmocionó a los habitantes de la zona, quienes exigen que respuesta a las autoridades y piden que se utilicen las grabaciones de las cámaras de videovigilancia para dar con los responsables.