Chilpancingo.- El presidente del PAN, Gustavo Madero Muñoz, justificó la postura de su bancada en la Cámara de Diputados al aprobar la minuta de Reforma Laboral, y negó que el blanquiazul sea un traidor o que haya incumplido su compromiso con los partidos de izquierda.

En rueda de prensa, el dirigente de Acción Nacional aseguró que su partido asume la responsabilidad que esta reforma se haya aprobado con esos contenidos, ya que tanto el voto directo como indirecto son mecanismos democráticos de elección.

Señaló que para el PRD el punto de la traición es el voto indirecto y el Artículo 388 sobre los contratos colectivos, por lo que “el punto de la traición es buscar un pretexto de traición”, al tiempo que recordó que el PAN siempre defendió el voto libre y secreto y la transparencia sindical.

Indicó que “si ellos están asumiendo que el voto indirecto es antidemocrático es una concepción que no compartimos ni compartiremos nunca”, y resaltó que el propio PRD utiliza este mecanismo para elegir a su dirigente.

Sostuvo que las reformas a favor de la democracia y la transparencia siempre fueron aprobadas gracias a la intervención del Partido Acción Nacional, tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores.

Por eso, subrayó, “acreditamos que el PAN ha sido el partido que permitió que México cuente con una Reforma Laboral moderna, que dote a los trabajadores de derechos y oportunidades, privilegiando en todo momento el principio de la democracia y la transparencia sindical”.

Agencias