Crece a diario la lista de incongruencias entre las promesas de campaña del líder histriónico de Morena con sus actos de gobierno, fotocopiadas por funcionarios y discípulos partidistas, propios y ajenos. Súmase su resistencia a reconocerlas, desviando la atención con argumentos tramposos, como es exagerar el presidencialismo y la autocomplacencia filtrada como autocrítica.
FallaDeOrigen. Las incongruencias no se originan entre lo que dice y hace el señor presidente, pues siendo un dirigente de derecha, a la masa se le ha hecho creer que es de izquierda para administrar a su favor la crisis general y última del capital en México.
Por afinidades ideológicas y ejecutivas, pulula aires electoreros la comparación entre el populismo proteccionista fracasado de Donald Trump y el bienestar popular de López Obrador, apenas agarrado con pinzas expertas de Estado, limando broncas inconvenientes inter-burguesas entre chairos y fifís.
VilezasDeEstadoTrasEjecucionesPopulistas. A diferencia de los primeros quince siglos de Nuestra Era, cuando con el coco el diablo amenazaba a quienes se oponían a los designios del imperio, cegando con mazmorras, picanas y espadas a los independientes, los dueños del poder absoluto apoyados por decretos divinos y tribunales inapelables, anulan a sus enemigos con renovadas artimañas, entre ellas, perversidades autocomplacientes, sustentadas en decisiones inapelables de tribunales cívico militares, así como con resultados de encuestas y sondeos inverificables.
NadieComoTúEnLa4ªT. De juguete son los argumentos, las acciones y contraargumentos del consagrado morenero responsable de la política contra la pandemia del Covid-19, respecto a sus indicaciones de “quedarnos en casa”, mientras él -fachoso- organizaba una pinta parrandera, en exclusiva región turística oaxaqueña.
Ignorando políticas públicas indicadas por su jefe, dice que con sobradas razones hizo como si hubiera ido de visita a una casa familiar, así como a restaurantes donde no se puede comer con cubrebocas –“pos, ¿en cuál sí?
MuchaChingaPocaPaga. Generoso, soberbio, empotrado en su tabiquito de poder, AMLO lo comprende y exonera: -“Gatell ha trabajado mucho, se merece su descanso”. ¡Como si el resto de los mortales no estuviéramos en chinga diaria, sobreviviendo con ingresos miserables!
Mientras los sueldos extraordinarios de los funcionarios les da para irse de paseo en medio de la creciente y renovada pandemia, la mayoría del pueblo no tiene ni en qué caerse muerto; ¿les importa, lo que no pueden resolver?: la cifra oficial de infectados supera al millón quinientos mil y la de muertos, ralla en 150 mil.
Sin embargo, decreta: seguiremos en la más estricta austeridad franciscana republicana, autorizando un viaje de recreo del criticado Gatell a Argentina, ¡para analizar resultados de aplicaciones de la exitosa vacuna rusa Sputnik, ofrecida directamente hace cuatro meses, entonces despreciada por intereses de mercado ligados a la fallida vacuna de Pfizer/Trump!
Con El Apagón¡ Qué Cosas Suceden! De manera semejante, Manuel Bartlett es protegido sin importar que haya mentido en cadena nacional sobre las causas de la falla eléctrica que afectó a 11 millones de usuarios. Echándole la culpa a sobrecargas de energías renovables operadas por la IP, quiso sin poder sacarle la vuelta a otra de sus caídas de sistema.
Desmentido por el gobierno tamaulipeco, se obligó a reconocer su mentirilla, siendo inmediatamente exonerado por su autocomplaciente jefe: además enaltecido como muestra de excelencia democrática, por aceptar sus culpas, aunque fuera de dientes para afuera.
SiFueraTrobicínNadieSaltaFila. Siendo característico el agandalle en el pase de listas de la primera línea de médicos y enfermeras para ser vacunados contra el virus del SARS, causante de la pandemia en pleno siglo XXI del Covid-19, el sistema refrenda su naturaleza egoísta, desordenada, caótica por excelencia, hasta para resolver delicados asuntos de la debida atención a la salud pública y/o personal.
AutoritarismoVSRealidad. Quejas crecientes de quienes se atreven a denunciar abuso de autoridad, poder, influencias, atascan noticias contradiciendo el voluntarismo del gobernante en turno; a quien, con la indomable curva de la pandemia, le sucede algo semejante a su promesa de evitar que algún gobernante y/o servidor público gane más salario que él, incluidas prestaciones. Ni quien lo pele.
Sobre todo, huestes experimentadas de organismos autónomos, como son del Banco de México, el Instituto Nacional Electoral y el Poder Judicial, donde los directivos principales ganan muchísimo más que el señor presidente; sin poder legal para evitarlo.
La poderosa razón ocultada por morenistas, es el carácter no retroactivo de nuevas y renovadas leyes de las garantías individuales constitucionales, incluidas las laborales.
Si por desconocimiento de ese derecho o por acuerdos personales convenientes, hubo quienes renunciaron a sus logros, lástima: el único recurso legal para conseguir ese propósito es su voluntaria renuncia, ya sea por conformarse con liquidaciones o por alucinar con estar haciendo Historia.
PresidencialismoImpuesto. De ser el beneficiario firme en la defensa de sus derechos laborales, lleva las de ganar, inclusive, en el caso de que el gobernante iracundo apelara a la última de sus tácticas impositivas: el decreto presidencial.
En país de leyes acomodaticias e imposiciones directas, las peculiaridades señaladas no son respetadas, ni acreditadas por fiscales, cuando la orden de Estado indica lo contrario.
LamentoBorincano. Cuidado con el coco de la dictadura velada o develada afectando intereses inter oligarcas.
Vean lo que le pasó al papá de Ivanka Trump, quien no pudo activar el botón del autogolpe de Estado; menos el nuclear, ni el de una guerrita convencional para distraer y torcer decisiones estratégicas de Estado.
EscuchenBienLejos. El juego democrático del poder, incluye que las cosas impuestas pasen por decisiones voluntarias de los gobernados: es el caso de la renuncia a derechos ejidales, del cuidado de sus aguas y bosques, de la salud de su gente, amparadas en “el bien público” aparentemente decidido por maravillosas personalidades.
El regímen de bienestar democrático, de mentiritas utiliza, juntos o separados, dos recursos clásicos: las decisiones del Congreso de la Unión, y, los plebiscitos justificados con consultas, encuestas, sondeos, así como con “recomendaciones científicas de especialistas”. Como sucede en el espinoso caso de:
SirvientesConsanguíneos. Juan Ackuaman, el marido de la señora Irma Sandoval Ballesteros, titular de la SFP (Secretaría de la Función Pública), inconforme con la elección de Félix Salgado Macedonio como coordinador partidista morenero del estado de Guerrero, virtual candidato a gobernador, señala, qué, favoreciendo mafias, Morena quiebra posturas de la 4ªT; quitándole la oportunidad a Pablo Amílcar Sandoval, su cuñado de estirpe revolucionaria.
Pobre Juan, necesita que alguien le explique un básico de la política populista: cuando se afectan demasiados intereses creados, es tiempo de rectificar la línea populista, pues no se puede gobernar tranquilamente la protegida barca, entre tantos tiburones neoliberales afectados.
ElEstadoMandaAlEjecutivo. En tiempos electoreros es momento de aprietar oficialmente la barca morenista, facilitando el logro de una necesidad de Estado: perder la mayoría en cámaras de diputados y senadores, para compartir con opositores de opereta las repercusiones históricas de tantas decisiones erráticas.