Alejandro Solís
Columnista

Vanessa Rubio, “miss fugas”, preocupada por el retorno de Emilio Lozoya ¡como testigo protegido de delitos propios! prefiere poner mar de por medio, yéndose de profe/consultora a Inglaterra previendo lo que la voz popular demanda: meterla al bote, por presunta chiva expiatoria.
Sin tapabocas, para reducir las penas de su mamacita, hermanas y esposa involucradas en negocios sucios, Emilio reitera y suelta nombres, cifras, fechas, lugares de la red de empresarios y políticos nacionales y extranjeros involucrados en estafas al erario. Mucho panadero ya se puso a llorar, pues se sabe de derramas por más de cincuenta y dos millones de pesos entre ellos, cuando aprobaron lo que tenían que avalar.
Ha de saber demasiado quien fue director general de PEMEX en tiempos de Peña Nieto, de quien se dice recibió 4 millones de dólares para su campaña presidencial, pudiendo ser autor intelectual de los fraudes con Odebrecht, Agronitrogenados y otros, vinculables, como el huachicoleo en altamar y desde instalaciones petroleras en tierra firme, puertos y aduanas.
Un enlace grave puede ser la relación de Braskem/Odebrech e Idesa, propiedad de la familia del ingeniero Javier Jiménez Espriú, que se sabe desde la denuncia de José Antonio Meade en campaña, durante el debate presidencial de hace dos años.
Etileno XXI es una empresa creada para comercializar gas etanol adquirido en PEMEX por debajo de su costo real, desde el régimen de Calderón y ratificado por el de Peña Nieto (cdd: Raúl Olmos. Animal Político).
MilitarizandoLa4ªT. Tan duros están los fregadazos entre neoliberales/conservadores y liberales/proteccionistas, que, fácilmente se relaciona la militarización de puertos y aduanas con el objetivo de destrozar redes delictivas de cuello blanco detrás del trasiego de mercancías, inclusive, de petroquímica básica derivada del petróleo, como la causa real de la renuncia de Jiménez Espriú; argumentando inconformidades por restarle materia de trabajo a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.
Al alimón, Vanessa Rubio, senadora del PRI, ha participado en líneas operativas gubernamentales de alto pelaje durante los 4 sexenios últimos. Siempre por amor a la Patria, como gesticula en su defensa: nunca tras dinero sucio.
Durante el régimen de Peña Nieto ocupó el cargo de subsecretaria de Hacienda y Crédito Público. Fue coordinadora de la campaña presidencial de Meade. Pudiendo ser su operadora de cabecera, podría verse involucrada en las declaraciones de Lozoya, poniendo en peligro al sr. Mide K.
SiLaCunaNoDaElEstadoProcura. De ser así, exagera Rubio con su abandono temporal de una suculenta senaduría federal para irse a un país en recesión, buscando chamba de asesora o institutriz. Paciencia necesita porque ex funcionarios y funcionarios de primer nivel podrían ser cubiertos con el velo de la impunidad; o, por lo menos, del olvido.
Como bien mañanera, López Obrador: a los exp residentes no se les toca, sin importar que la mayoría exija lo contrario. “Yo votaré en contra”, antepone a algún resolutivo moreno decidido en cualquier esquina de la República. Aunque ha cambiado de criterio, soltando la posibilidad de interrogarlos.
Refrendando y restirando la línea del perdón, y, del olvido, es cosa de dejar pasar el tiempo para que la mala nota salga de medios; inventando más conflictos para que la masa olvide. En tanto.
A Vanessa no le caería mal una temporadita en compañía de Rosario Robles, la primera chiva expiatoria del régimen, cuya autoría de la estafa maestra resulta juego de niños, a estas horas de la 4ªT. En crujía podrían analizar truculencias del poder que un día las ensalza, mientras, otro, las deprecia.
¿NecesitaLa4ªTumbaBurrearEnGrande? Le urge para consolidar el cambio del modelo político neoliberal excéntrico, al bienhechor intrínseco exigido por los financieros.
Presuroso, AMLO presidente en campaña permanente, insiste: no robar, no mentir, no traicionar, administrando con honestidad los bienes públicos, se sintetizan en la táctica de terminar con la corrupción, decretada como causa de todos los males patrios habidos y por haber.
Con los fondos recuperados espera cubrir gran parte del presupuesto federal. Administrando con austeridad franciscana el gasto gubernamental completa su plan político-económico. Los financieros insisten en que la lana no le va a alcanzar, teniendo que contratar mucha más deuda pública y avalando privada.
ElPeralNoDaGuayabas La subordinación de México a sus dictados se constata en los ejes del plan nacional de desarrollo, en el gasto deficitario del presupuesto público, en contrata constante de deuda pública y garantía hacendaria de la privada.
IniciativaPrivadaControlMilitarizado. El modelo político instalado para el control popular, de organizaciones y personas, está diseñado para sostener la dependencia social de vanguardias coyunturales, necesaria para darle estabilidad garante a la relación constituida. Pintando su raya con quienes proponen que sin cambio de sistema la transformación inducida es reducida para servir a quién solo de palabras amenaza, la 4ªT se define a favor del capital financiero. Pero, como natura no anula las contradicciones de clase, la política se encarga de neutralizarlas.
Abierta la caja de pandora, empiezan a descarnarse en el régimen de bienestar indicios del neoliberalismo supuestamente derrotado.
MásFirmesQueEnLaCalzadaDeLosExpresidentes. ¿Podría ser Espriú el próximo chivo expiatorio, para no tocar ex presidentes?
Todo depende de las difíciles negociaciones en los sótanos del poder, así como del potencial mediático del próximo payaso de la feria elegido para seguirle tapando el ojo al macho con opciones fifís, chairas, fifí/chairas, o chairafifís.
PaTodosHay. Entre la masa y la cohorte burócrata mercenaria, hay fieles, serviles, acomodaticios, renegados, disponiendo el Estado opciones para el control político-ideológico de fascistas, ultraderechistas, derechistas, reaccionarios, conservadores, liberales, democráticos, centro-democráticos, izquierdistas, oportunistas de izquierda, anarquistas, radicales, ultra-izquierdistas.
Con un gran abanico de posibilidades operativas, la 4ªT, dispone soluciones a corto, mediano y largo plazo. Exactamente como resolvió el asunto del fondo de pensiones, revolviendo todo tanto, que, al final quedó peor. Pues:
“…no tiene el sello de la 4T, Es una reforma de corte neoliberal, que concederá en el futuro algunas mejorías importantes a los trabajadores, pero ha dejado intacta en manos del sector financiero -las Afores- la administración de 4 billones 300 mil millones de pesos. Es la mayor acumulación de capital en la historia patria, y, podrán seguir invirtiendo el dinero hasta con mayor libertad. Inclusive quedó pendiente bajar las comisiones, siendo de las más altas del mercado internacional” (E. Galván Ochoa, La Jornada, 23.07.20).
PejeMentiras.com.mx. Desesperados, los administradores de EU y México ya no saben cómo cantinflear estirando tiempos, casos, procesos y movimientos para tapar errores tácticos develadores de lo imposible de lograr lo que en campaña ofrecieron: destronar redes sociales-políticas-económicas neoliberales favorables al gran capital financiero internacional, para darle chance a las redes proteccionistas bienhechoras… ¡favorables del mismo gran capital financiero internacional!