ads

Alejandro Solís
Columnista

¿Quién iba a imaginar que excesos bacanales, socavarían el poderío más grandilocuente de la historia contemporánea?

#ConTodoElPoder. Con porte para reconocerse, ya, como la región geopolítica y militar más poderosa del mundo, capaz de levantar en 10 días un hospital de especialidades para atender la contingencia viral cortando su expansión en dos meses, China, más Rusia -ya dispone del genoma completo del Covid-19- emergen solidarios con amigos y enemigos para bloquear el mortal infecto; con Cuba aportando lo mejor de su medicina terapéutica.

#UScaput. No descarte que el virus graso haya nacido en reservaciones VIP del Jetset Internacional; la pista donde los millonarios se divierten, mientras su servidumbre cuida bienes patrimoniales.

#TrumpFakeNews. Insinuando su origen en el gusto oriental por caldito de murciélago crudo, omite que la gastronomía occidental gourmet combina porquerías de insumos -muchos exóticos en extinción- sin reparar en nada, con tal de agradar paladares exigentes.

En A&B -alimentos y bebidas-, siempre hay la posibilidad de incluir alimentos contaminados en cartas exquisitas, más, en tiempos críticos de primeras entradas rezagadas y primeras salidas retardadas.

Si es que no hay rastros indicativos de su matriz en algún laboratorio de la tecnología de guerra bacterióloga, queda al pendiente el descubrimiento de la causa primera del Covid-19. En tanto, su curación ya no es un misterio.

#QuienAmaChinaAmaMao. Wuhan, Hubei, se transformó de supuesto foco infeccioso repudiado, en retén exitoso de la expansión del extraño bicho. China aprende rápido, Rusia y Cuba, también.

Sabias combinaciones de cultura de última generación permitieron domesticar en dos meses la cepa del Covid-19.

Rápido y furioso coronavirus, gelatiniza, obstruye y degrada los pulmones, propiciando neumonía, complicaciones graves, sepsis, y, muerte en organismos debilitados, como es el caso de los viejitos, niños, muchachos y adultos desnutridos.

#CuraciónAlAlcanceDeLaMano. La combinación de terapias de serenidad y sanidad personal extrema, con aplicaciones de Interferón Alfa 2B creado por lo mejor de la terapia cubana, rompieron la cadena de reproducción y rebote de la pelotita ventosa emergida en uno de los extremos de la poderosa Ruta de la Seda, que ató la economía de Europa a China.

#LaVacunaChina. Así como nos maravilla la pronta sanidad de Wuhan, ahora lo hace la producción de protectores, equipos, botiquín terapéutico, Interferón Alfa 2B, y, pronto, con la producción masiva del antiviral indicado, gracias a estudios realizados a enfermos, muertos, y, pacientes recuperados en laboratorios chino/ruso/cubanos.

#QueNoCundaElPánico. Sin el pasmo de enfrentarnos a lo desconocido, ahora disponemos de herramientas adecuadas para socavarlo sin recurrir a estados de sitio, alarmismo y cuarentenas antieconómicas.

#GananciasLeoninasEnRíoRevuelto. En hora-buena, sobre todo porque Estados Unidos, especialmente Nueva York, puntea la pandemia, por tres razones.

En concentraciones de masas comerciando sin control de contingencias, cualquier portador se reproduce en miles. Hay registros de gripas nocivas de coronavirus en Estados Unidos, desde septiembre del 2019.

¿Cómo descartar que inoculó Wuhan uno de los miles de viajeros VIP, turísticos, gobernantes o empresarios, montados en cualquier punto de las rutas comerciales, políticas y/o militares?

¿Cómo omitir la obviedad documentada de los últimos 50 años del desmonte neoliberal de la propiedad pública, la destrucción de la sanidad y medicina preventiva social, la comercialización de los servicios médicos, la pérdida de la ética profesional de médicos maiceados por laboratorios y farmacéuticas, debilitando la capacidad de respuesta individual y solidaria en contingencias, como la que hoy empobrece más al mundo?

#RemediosDeHoyConPagosAfuturo. Abusos capitalistas acompañan la veda impuesta: se han autorizado millonarias partidas dinerarias para financiarse a tasa cero, con cargo a la deuda pública, exentar pagos, comprar negocios quebrados, regalar dinero entre grupos afectados, que irá a parar a las arcas bancarias.

Se ha encarecido el dólar americano, sumiendo en devaluaciones leoninas e injustas a las monedas dependientes; sus aliados árabes siguen sobre produciendo petróleo, abaratándolo.

Se han desatado los especuladores, aumentando irracionalmente los precios de las mercancías de consumo básico.

#QueNoCundaElPánico. Fondos nacionales, cuentas personales y bienes raíces patrimoniales tasados en moneda nacional han perdido un 20% de su precio -y más- cifrado en dólares.

Mal haría Usted en vender barato y comprar dólares encarecidos. Si puede, mantenga la calma chicha esperando la regulación de los mercados, pues, sin dudas, el control de la contingencia resta potencialidades especulativas a la faceta económica de la pandemia.

#MientrasNoSePasmeActúe. En lo que los debidos procedimientos burocratizados cursan, en casita, en su trabajo y en sus caminos diarios, aplique las siguientes medidas, en espera de la pronta disponibilidad de la vacuna china.

Evite contactos físicos con portadores del bicho, cuando éstos sean reconocibles, y/o, probables portadores porque manifiesten algunos de sus síntomas: temperatura alta, tos seca, moqueo, dolor de cabeza, malestar anímico.

Como es difícil saber quien porta al virus en estado latente: al circular por su comunidad aléjese de aproximaciones tumultuarias; pero no caiga en la extraña invitación al “distanciamiento social”, que tiene más carga ideológica, que sanitaria.

Fortalezca lazos comunitarios, pues la unidad en tiempo de espantos, ayuda a superar tinieblas naturas y artificiales, usando medidas preventivas y curativas indicadas.

Lávese las manos a cada rato, utilizando jabones normales, que la cutícula grasosa del Covid-19 no lo resiste. Evite tocar con sus manos muebles e instalaciones caseras, de transporte y urbanas. No frote ojos, nariz ni boca, pues facilita su infección, de portarla.

Tome líquidos calientes, por lo menos a 30ºC, que el animalito no lo resiste; añádale limón y una pizca de bicarbonato de sodio.

No hay disponible en el mercado local, pero, si puede, hágase de proteína Interferón Alfa 2B. Si no tiene, no se preocupe: el cuerpo humano sano produce interferón naturalmente. Consuma verduras, frutas, caldo de pollo, de verduras.

Maravillas de la medicina naturista: el diente de león y la manzanilla están atiborradas de interferón. Tome té caliente de ese par de modestas y silvestres yerbitas. Bébalo todo el tiempo, mientras se da baños de Sol; mejora si le añade tepache elaborado en casa con cáscara de piña y panela, fermentado durante dos, tres, días. Vaporice, lo más que pueda.

Fórrese de vitamina C y antioxidantes. Controle tensiones, para no debilitar defensas.

ads