Tehuipango.- Elementos de la Policía Municipal y la síndico, Aracely Fabián Sánchez, violaron la garantía a la libertad personal de un habitante del municipio en 2018, de acuerdo con el dictamen oficial que emitió la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).
Según la resolución, el problema se registró el viernes 9 de junio de 2018, a las 18:00 horas, cuando detuvieron a un agricultor que fue lesionado con una herramienta de trabajo, pero que en lugar de llevarlo a un hospital para su atención fue trasladado a los separos de la Policía Municipal.
Los gendarmes y la funcionaria municipal actuaron sin justificar su proceder, especialmente cuando la víctima manifestó que su atacande “se puso loco” y lo golpeó en el cuello con el cabo de un azadón, dice el documento de la recomendación que se generó.
Añadió que debido a lo anterior quedó inconsciente sobre la carretera, “cuando desperté estaba en la cárcel preventiva de Tehuipango sin saber el motivo”
También detalló que el incidente se registró cuando los dos hombres retornaban a sus domicilios, tras una jornada laboral, “venían acompañados de otra persona”.
El hombre manifestó que la privación de su libertad fue injustificada y que la Policía lo acusó de lastimar a uno de sus compañeros, cuando fue al contrario.
Finalmente lo dejaron libre el domingo 11 de junio a las 10:00 horas, por lo que Derechos Humanos consideró que se violó su garantía a la libertad y tránsito.

*el tip
Informe
El reporte que emitió la Policía dice que el ciudadano violó el Bando de Policía y Buen Gobierno y que lo aprendieron por órdenes de la síndico municipal.